18 de Enero de 2014

"Seleccionamos aceites y mantecas de calidad que se extraen de forma natural y a temperaturas moderadas para mantener sus propiedades. Hacerlo de forma sostenible explica que nuestras materias primas sean más caras, porque no tendría sentido adulterar nuestra filosofía" afirma Amelia Pérez, propietaria junto a su marido Pablo de Los Jabones de Mi Mujer, una firma que elabora sus productos en Santiuste de Pedraza (Segovia).